Stellars Club

Peter y Kasper Schmeichel: el legado del número 1

Imagínate al que sido uno de los mejores porteros de la historia del Manchester United. Que ha ganado cinco Premiers League y una Champions. Además es historia de su país conquistando la Eurocopa, su primer trofeo internacional en un torneo donde fue nombrado mejor jugador. Ahora imagínate que eres su hijo y además quieres ser futbolista. Deseas ser como tu padre, quieres ser portero. El apellido te pesa. El legado, un honor en forma de presión. Esta es la historia de los Schmeichel, una saga legendaria de porteros que ha dejado huella en el mundo del fútbol inglés y europeo.

De Dinamarca a Inglaterra. La historia de los Schmeichel comienza en el país más meridional de los países nórdicos, y el más pequeño. En un pequeño municipio a las afueras de Copenhague conocido como Gladsaxe. Allí nace el primer protagonista de nuestra historia: Peter Schmeichel en 1963. Y allí comienza a labrarse una carrera como portero en el equipo de la zona. Un camino que le llevaría a ser el mejor portero del mundo y a codearse con el mejor de la historia Lev Yashin, la araña negra.

Tras iniciarse, llegar a debutar y ser pieza fundamental en el primer equipo de Gladsaxe, dio el salto al Hvidovre IF, al sur de Copenhague con 21 años de edad. En Copenhague ya se había hecho un nombre y fichó con un club que hacía solamente tres años se había proclamado campeón de la Superliga danesa, la máxima categoría del fútbol profesional en Dinamarca. Estuvo dos años y dejó un dato para la historia, pese a que su equipo descendió en esa temporada, el portero danés marcó seis goles en 28 partidos. Se destapó una de sus cualidades innatas: su faceta goleadora.

Pese al descenso, 1986 es un año que la familia Schmeichel recordará para siempre. El 5 de noviembre de 1986 nacía en Copenhague su hijo: Kasper Schmeichel y además sus buenas actuaciones en la temporada comenzaron a levantar el interés por el guardameta danés entre los grandes equipos de la liga. Estas no pasarían mucho más tiempo desapercibidas y en 1987 Peter firmaría por el equipo más fuerte de Dinamarca de la época: el Brøndby IF, en ese momento vigente campeón de la Superliga danesa.

En el Brøndby IF estuvo cuatro temporadas y ganó la liga danesa en cuatro ocasiones. Disputó competiciones europeas y además llegó a debutar con la selección danesa en 1988 haciéndose con la titularidad de manera fulgurante. Tras años de duro trabajo en la liga danesa, recorriendo su camino y mejorando cada año hizo que un club de la liga inglesa se interesase por él, nada más y nada menos que el Manchester United. Y el bueno de Peter acabaría volando a las islas británicas en 1991 con 28 años.

El Manchester United fichaba al que iba a ser el mejor portero de su historia por 500.000 libras. Casi 400 partidos defendiendo la portería del Teatro de los Sueños, cinco Premier League, tres FA Cup, una Copa de la Liga, cuatro Supercopas inglesas y sobre todo, una Champions League. Medio millón de libras costó el guardameta del triplete histórico del Manchester United en 1999, en su última temporada en el club. Un legado histórico en la portería de los red devils que necesitaron muchos años para poder volver a tener un portero de las garantías de Schmeichel.

Peter Schmeichel (padre) y Kasper Schmeichel (hijo) posando con la FA Cup y la Supercopa de Europa

De la playa a ganar una Eurocopa: la gran epopeya de Peter Schmeichel

En 1992 llegó uno de los mayores éxitos de la carrera de Peter Schmeichel, uno que difícilmente podrá igualar su hijo Kasper. Peter se encontraba de vacaciones con su familia tras terminar la temporada cuando recibió una llamada que cambiaría el destino de él como jugador y de su selección nacional. La selección de Yugoslavia se caía de la Eurocopa debido a la sanción de la ONU por el conflicto de los Balcanes y la UEFA determinó que la plaza que quedaba vacante la ocupase la Dinamarca de Schmeichel que había quedado segunda en la fase de clasificación.

Dinamarca reunió una selección de emergencia entre los jugadores que estuvieron dispuestos a ir. Por ejemplo su gran estrella Michael Laudrup rechazó jugar el torneo y apenas sin entrenar debutaron. En el grupo eliminaron a Francia e Inglaterra. En semifinales se cruzaron con la poderosa Holanda de Van Basten, Rijkaard y Bergkamp a la cual eliminaron en una tanda de penaltis donde el legendario delantero del Ajax y Milán falló su lanzamiento. Y en la final esperaba Alemania contra la que se erigió héroe Peter Schmeichel parando todo lo que le disparó la selección teutona. Dinamarca ganaba su primer Eurocopa y Peter sería nombrado mejor jugador del torneo.

Durante la trayectoria de su padre en Manchester, Kasper vio crecer la leyenda de Peter en la portería de Old Trafford y decidió que él también quería ser portero. Kasper creció viendo desde detrás de la portería del teatro de los sueños los entrenamientos de su padre. Allí en la cantera del United empezó a jugar en la misma posición que él. Quería ser como su padre. Quería continuar su legado.

Peter Schmeichel y Kasper Schmeichel con el trofeo de la Premier League

Cuando Kasper cumplió 13 años, Peter Schmeichel decidió retirarse por la alta competencia de la Premier League pero tardó poco en retractarse de su decisión debido a su innata competitividad, lo que le llevó a él y a su familia a Lisboa. Al Sporting de Portugal. Allí volvió a ganar como siempre en su carrera. Una liga y una Supercopa portuguesa pero Peter ya tenía otras prioridades: su familia, mas concretamente, su hijo. Dos años estuvo en Portugal antes de retornar a Inglaterra. Kasper tenía 15 años y su carrera fue suficiente motivo para que su padre tomará la decisión de volver. El legado Schmeichel debía continuar donde se forjó: en la Premier League.

Dos años más en Birmingham, en el Aston Villa para acabar su carrera jugando en el máximo rival de «su» Manchester United: el Manchester City. Porque solo había dos cosas más importante para Peter que los Red Devils: su hijo y la ciudad de Manchester. Estuvo un año en el conjunto skyblue pero le permitió, además de jugar, que su hijo empezase en el equipo juvenil del City. Peter se retiró en 2003 con 40 años, ya era el turno de Kasper.

Kasper Schmeichel y el duro reto de continuar el legado de su padre

Cinco años tenía Kasper cuando su padre ganó la Eurocopa, doce cuando ganó el triplete con el Manchester United y 17 cuando se retiró del fútbol profesional y le dejó la tarea más complicada de su vida: continuar su legado. Kasper, con características físicas distintas a la de su padre, heredó los reflejos, la agilidad y la determinación de su padre en la portería y su carrera siguió un camino parecido a la de su padre: el éxito le llegó tardío.

Tras estar varios años entre el juvenil, el equipo reserva y la primera plantilla del Manchester City sin debutar, el club inglés le cedió al Darlington de cuarta división con un contrato que se iba renovando cada semana. A partir de ahí encadenó varias cesiones temporales más en los siguientes dos años: Bury, Falkirk (Escocia), Cardiff (Gales) y Coventry City. Entre cesiones, y debido a lesiones, llegó a disputar diez encuentros con el Manchester City destacando una gran actuación contra el United de su padre y parando un penalti a Robin Van Persie en un encuentro ante el Arsenal.

Kasper Schmeichel con el Manchester City

Sus buenas actuaciones con el City, y tras ver que no iba a tener opciones de titularidad en el club de Manchester tras la irrupción de Joe Hart, se desvinculó del club y se marchó al Notts County de la League Two (cuarta división inglesa) en 2009. Kasper tenía 23 años y tenía la oportunidad de demostrar el gran portero que se venía. Al Notts se lo llevó Sven-Göran Eriksson, el sueco que ya le había dirigido en el Manchester City y que ahora ocupaba una posición de director deportivo del club de Nottingham. Y en el Notts comenzó a crecer la ola Schmeichel. Un crecimiento meteórico que le terminaría llevando a levantar la Premier League como su padre siete años más tarde.

En Nottingham estuvo una temporada, consiguiendo el ascenso a League One y que un histórico en horas bajas le firmara: el Leeds United que por aquel entonces estaba jugando en la Championship, la segunda división del fútbol inglés. En el Leeds volvió a sobresalir una temporada más y Eriksson volvió a fijarse en él como pieza fundamental de su nuevo proyecto ambicioso en el Leicester City. El idilio entre los foxes y Kasper comenzaba.

En el Leicester Kasper Schmeichel se hizo un fijo nada más llegar hasta el mismísimo día de hoy. Desde 2011 hasta 2021 lleva defendiendo la portería de los foxes. El objetivo principal de su fichaje fue devolver al Leicester a Premier League. En su tercer intento en 2013 se quedaron a un minuto de conseguirlo pero en uno de lo de finales más impresionantes que se recuerdan en el fútbol europeo el Watford le privó de ello en el playoff de ascenso. La historia le debía ese ascenso a Kasper y fue al año siguiente cuando lo lograrían en una temporada que hizo honor al legado de su padre marcando un gol en uno de los partidos más importantes de la temporada.

Cómo la ficción se convirtió en realidad: el Leicester campeón

En la era de la desigualdad económica en el fútbol y en la de los fichajes de cifras inalcanzables nació una pequeña historia en East Midlands que trascendió lo real y lo imaginado, una historia que fue ganando adeptos en media Europa y que fue convirtiendo un sueño de unos pocos en el sueño de medio mundo. Un pequeño reducto del fútbol nacido en los meses finales de 2015 que convirtió lo que lo que era un imposible en algo posible y lo que era posible en algo real. La historia del Leicester City, la vieja fábula de David contra Goliat fue llevada al fútbol moderno.

Era diciembre de 2015, el Leicester había conseguido salvarse en la última jornada en su primera temporada en la Premier League justo unos meses atrás, y en ese Boxing Day de 2015 lideraba la tabla por delante de todas las potencias del fútbol inglés. En ese Leicester gobernaba en portería Kasper Schmeichel. Nadie pensaba que ese equipo pudiese competir pero fueron pasando las jornadas y se mantenía líder en la tabla. La utopía se convirtió en algo real cuando el equipo entrenado por Ranieri goleó al City de Manuel Pellegrini en el Etihad Stadium en el mes de febrero de 2016. Todo el mundo del fútbol puso los ojos en aquel equipo de East Midlands. Estaban haciendo historia.

El Leicester terminó realizando una gesta histórica conquistando aquella Premier League en 2016. Y los Schmeichel un legado eterno: convirtiéndose en los únicos padre e hijo en levantar una Premier League. La vida tenía una sorpresa en forma de guiño para los Schmeichel: Kasper levantó su primera Premier League el mismo día que lo hizo su padre, el 2 de Mayo, pero 23 años después.

Kasper Schmeichel levantando el título de la Premier League

Con la Premier League y su influencia en el Leicester City, Kasper Schmeichel se hizo un nombre dentro del fútbol inglés y dentro del fútbol europeo llegando a ser considerado uno de los mejores porteros del mundo como su padre. Inglaterra quiso «reclutarle» para jugar en la selección pero el amor de Kasper a su país natal y a la selección que tantas veces ha visto jugar a su padre (Peter es el jugador con más partidos en la historia de Dinamarca) le hizo decantarse por defender la portería danesa. En Dinamarca recientemente estuvo a punto de repetir la gesta de su padre en la Euro 2020 pero se cruzó en semifinales la Inglaterra que le vio crecer y un viejo conocido del Leicester City Harry Kane para eliminarles en la prórroga.

La historia de Kasper aún no ha terminado. El legado de los Schmeichel continua. Kasper aprendió del mejor portero del mundo, se sobrepuso a la presión del legado de su padre y consiguió dejar su propia huella en el club que le acogió. No llegará a conseguir los trofeos que consiguió su padre pero continuó un legado que ya es eterno e histórico. Padre e hijo. Dos auténticos números uno.

Relacionado

silvio_copa_capitanes
Anécdotas

Los capitanes de Silvio

El aficionado tiene grabado a fuego el momento en que el capitán de la selección ganadora levanta el trofeo de la Copa del Mundo de Fútbol. Es una fotografía que pertenece al imaginario colectivo del país ganador, un instante único en la historia del deporte rey.

Leer Más
Federico y Enrico Chiesa
Blog

Enrico y Federico Chiesa: Legado del gol familiar

Hoy os traemos una nueva entrega de uno de los legados más curiosos e interesantes del fútbol mundial actual: la saga de delanteros Chiesa donde padre e hijo comparten pasión, posición y forma de afrontar el fútbol. Los Chiesa, los delanteros imparables de Italia.

Leer Más

¿Quieres saber más?