Stellars Club

Los cuatro reyes: el legado de PUMA

El fútbol está lleno de historias y misticismo. Jugadas que se quedan guardadas en la retina. Goles que están incluidos en el olimpo del deporte. Balones, estadios, camisetas que recogen una historia detrás. Pero existe una cosa en el fútbol que une el lado profesional con el amateur y a todos los demás elementos: las botas de fútbol. Un accesorio clave en la historia del deporte rey.

Para los que amamos el fútbol y que alguna vez hemos renunciado al descanso del fin de semana una mañana lluviosa y fría de domingo para disputar un partido en un campo embarrado en el mejor de los casos, pocas cosas recogen ese aroma de fútbol que las botas que llevamos atadas a los pies. Las zapatillas del fútbol, uno de los grandes olvidados y seguramente uno de los elementos que más historias llevan consigo. Dentro de todos los ingredientes que constituyen al fútbol, hay una marca de botas y un tipo de zapatillas en concreto que abrieron el camino y dejaron un legado que difícilmente podremos volver a ver. Las zapatillas con las que cuatro jugadores se hicieron los reyes del fútbol y que fueron creadas para el rey del gol: Eusebio. Las PUMA King.

Las PUMA King son las primeras grandes botas de la historia del fútbol y una de las más mediáticas de la historia: creadas para Eusebio fueron llevadas por varios de los grandes jugadores y goleadores más grandes. Primero las llevó ‘O Rei’ Pele en aquel legendario Brasil de los 70. Segundo las llevó el maestro del fútbol, Johan Cruyff, en aquella Copa Del Mundo de 1974 donde el carácter del 14 provocó que jugará con una camiseta distinta a la de sus compañeros por, precisamente, vestir y calzar PUMA en vez de Adidas.

Cuatro años después las llevó Mario Alberto Kempes para conseguir que Argentina ganara su primer mundial. En aquel torneo fue el máximo goleador y mejor jugador. Para cerrar el círculo, en 1982, las llevó el dios del fútbol Diego Armando Maradona y con ellas hizo el mejor gol de toda la historia en aquel partido ante Inglaterra en México. Unas zapatillas que dejaron una huella de oro en la historia del fútbol.

El inició del reinado: El rey del gol Eusebio

Corría el año 1966, y la rivalidad de las marcas deportivas comenzaba. Puma nació de la mano de Rudolf Dassler, el hermano de Adolf Dassler, que había fundado Adidas, su máximo competidor y referente en botas de fútbol. En 1966 cuando todo era Adidas, hubo un jugador diferencial que no lo fue. Eusebio, la pantera negra. Ganó Inglaterra aquella copa, pero la batalla publicitaria la ganó PUMA y sus PUMA Wembley que lució el legendario delantero portugués. Eusebio ganó el Balón De Oro en 1965 y fue máximo goleador de aquel torneo.

«En aquel entonces, las botas de fútbol con tacos eran bastante rígidas. Eusebio le pidió a Rudolf Dassler zapatos suaves y flexibles. Con eso en mente, el equipo PUMA comenzó a inventar la «zapatilla perfecta». Por suerte se desarrolló a tiempo para el Mundial de 1966, año en el que Eusebio fue máximo goleador y mejor jugador del torneo».

Helmut Fischer

En 1968 PUMA decidió hacer unas nuevas botas exclusivas, que sirvieran también de homenaje a la figura de Eusebio. La pantera negra continuaba sumando cifras de goles de otra dimensión en el club de su vida. Aquellas botas serían conocidas como PUMA KING Eusebio y marcarían el inicio de un reinado legendario en las canchas de fútbol.

Publicidad de las Puma KING Eusebio

Para Pelé no pasó desapercibido el Mundial realizado por Eusebio y sus actuaciones en el Benfica y pidió jugar con sus PUMA KING en aquel mítico mundial de 1970. En una versión especial para el 10 de la canarinha, luciendo su dorsal y una línea amarilla resaltando al país que representaba. El primer gran rey del fútbol consiguió lo que nadie había conseguido: ganar tres mundiales siendo la máxima estrella de la mejor selección de la historia. Y lo hizo luciendo las PUMA King. O Rei llegó a detener al árbitro unos minutos antes de un partido de aquel mundial para atarse sus botas.

Cuatro años más tarde, la Copa del Mundo llegaba a Alemania Occidental, cuna de las dos marcas, PUMA y Adidas que llevaban pugnando por la supremacía publicitaria en los últimos grandes torneos. En aquella Copa Del Mundo hubo un equipo que redefinió la forma de jugar al fútbol, a ese estilo se la conoció como Futbol Total, y a aquella selección la lideraba uno de los mejores jugadores de la historia: Johan Cruyff.

El 14 lucia en sus pies las botas que habían llevado Pele y Eusebio, las PUMA King. Un Mundial que Johan amenazó con no jugar si no le dejaban vestir las dos franjas de su sponsor, Puma, rival en lo empresarial de la firma alemana. Tal fue la presión que provocó que Cruyff fue el único jugador de toda su selección que fue autorizado a usar Puma en su vestimenta y por ello lució una camiseta distinta a la de sus compañeros.

Las PUMA King esta vez no sirvieron para ganar un Mundial pero sí para crear una nueva forma de afrontar el fútbol en uno de los jugadores más influyentes de la historia.

Las botas de PUMA volvieron a destacar en la siguiente Copa del Mundo, la celebrada en Argentina en 1978. Su máximo representante Mario Alberto Kempes, el Matador. El jugador del Valencia se convertiría en el mejor jugador del mundo luciendo las PUMA KING y llevaría a su selección a conquistar su primer Mundial. Continuando el camino de Eusebio, Kempes se coronó máximo goleador del torneo y anotó dos goles en la final. Dos goles que son historia en su país

Continuando el legado de Kempes, de la historia argentina y de la huella que estaba dejando las PUMA KING en los grandes momentos del fútbol, llegó Diego Armando Maradona luciendo este par de botas en México 1982 para rubricar con letras doradas el impacto de las PUMA en la historia del fútbol. De esas botas salieron las mejores pinceladas de arte balompédica que se han podido ver en un terreno de juego. Y de esos pies salió el mejor gol de la historia del fútbol.

Es imposible encontrar en la historia del fútbol otro par de botas que hayan dejado una huella más grande como la que dejaron las PUMA King en los terrenos de juego. De leyendas a reyes.

Relacionado

Frank Beckenbauer levantando la Copa del Mundo
Blog

Frank Beckenbauer: el legado del kaiser

Franz Beckenbauer se erigió en una leyenda que los transcendió todo. Estas grandes estrellas tienen el poder y la capacidad de cambiar la dinámica de un club y de una selección y marcar una época en el fútbol mundial. Y el gran mérito del Kaiser es que lo hizo desde la posición más complicada de todas: la defensa.

Leer Más

¿Quieres saber más?