Stellars Club

Ronaldinho y «el partido del gazpacho»

Ronaldinho siempre ha sido especial, pero nadie podría presagiar que su debut en el Camp Nou fuera en unas circunstancias tan peculiares como irrepetibles. El astro brasileño debutó ante su público un miércoles 3 de septiembre de 2003 frente al Sevilla, en un partido que pasaría a la historia tanto por su primer gol con la camiseta azulgrana como también como el partido que más tarde acabó en la liga española. A aquel extraño partido que acabó cerca de las 2 de la mañana se le acabó denominando como “el partido del gazpacho”.

Ronaldinho había aterrizado en Camp Barça ese verano de 2003 procedente del PSG por unos 32 millones de euros. Ronnie debutó con el Barcelona de manera oficial en la primera jornada de liga en Bilbao ante el Athletic en un encuentro donde los azulgranas vencieron por 0-1 pero todos los culés estaban deseando ver al astro brasileño en el Camp Nou, en su casa, por primera vez. La fecha estaba marcada en rojo en el calendario: Jornada 2 de liga. Miércoles 3 de Septiembre. Un día que tuvo mucha historia detrás.

Por aquella época las ventanas FIFA podían coincidir con partidos oficiales de liga y copa de los torneos domésticos, es decir que si los jugadores eran convocados por su selección, el club no podía contar con ellos para disputar el partido de liga. Eso sucedió esa jornada. Brasil había convocado a Ronaldinho y Ronnie tenía que volar a su país ese mismo miércoles por lo que no podía jugar el encuentro que todo el mundo estaba deseando y era algo que Joan Laporta, que acaba de ganar las elecciones del Barcelona, no iba a permitir.

Laporta propuso, primero, adelantar el partido al martes pero el Sevilla y La Liga no lo permitieron ya que por ley el Sevilla tenía derecho a descansar 48 horas entre partido y partido y los hispalenses liderados por Joaquín Caparrós habían disputado el primer partido de la temporada el domingo. Tan era el deseo del Barcelona y Laporta de que Ronnie debutará ese día que se les ocurrió una brillante idea: el partido se disputaría ese miércoles de la única manera en que por ley el Sevilla podía jugar y Ronaldinho también: el partido se disputó a las 00:05 del Miércoles 3 de Septiembre de 2003. El primer partido jugado de madrugada en la historia de la liga.

El partido empezó de madrugada y terminó cerca de las dos. En el Camp Nou marcó una entrada sobresaliente con más de 80.000 personas. El Barcelona ideó un planning de eventos anteriores al partido en el estadio para que el público fuese a ver el debut. Se hicieron conciertos, eventos y se repartió comida y bebida gratis para los asistentes, entre esa comida el plato principal fue el gazpacho y de ahí el nombre del partido de debut de Ronaldihno en el Camp Nou: el partido del gazpacho.

Dentro ya de lo meramente deportivo, el debut de Ronaldinho es recordado por su primera obra de arte con la camiseta azulgrana. La primera samba en el Camp Nou. El partido por sus circunstancias fue especial pero quien lo puso en la historia y lo marcó como una fecha legendaria, que recordarán todos los asistentes, y todos los que vivieron ese partido fue Ronaldinho.

Corría el minuto 59 de partido, era la 1:15 de la mañana y Ronaldinho recogía el envió de Victor Valdes en el centro del campo. Todo lo que pasó después es ya historia. Aquella arrancada desde banda izquierda en el centro del campo dejando atrás a los dos centrocampistas del Sevilla, un jovencísimo Casquero y el mítico Marti que luego haría carrera en Mallorca, para disparar desde 25 metros a la portería defendida por Notario. Un disparo violento y letal que golpeó de manera muy brusca en el larguero para luego entrar a la portería ante la ante mirada de todo el mundo. Mientras Roonie corría a celebrarlo, las imágenes se centraban en Rijkaard, por aquel entonces entrenador del Barcelona, que se llevaba las manos a la cabeza. Tal fue la reacción de júbilo de los culés ante ese gol que a la 1:15 de ese Miércoles 3 de enero los medidores sísmicos del Observatori Fabra, en la montaña del Tibidabo en Barcelona registraron una perturbación puntual pero inusual en Barcelona. El terremoto Ronaldinho acababa de aterrizar y derribar la puerta de la historia culé.

Relacionado

silvio_copa_capitanes
Anécdotas

Los capitanes de Silvio

El aficionado tiene grabado a fuego el momento en que el capitán de la selección ganadora levanta el trofeo de la Copa del Mundo de Fútbol. Es una fotografía que pertenece al imaginario colectivo del país ganador, un instante único en la historia del deporte rey.

Leer Más
Federico y Enrico Chiesa
Blog

Enrico y Federico Chiesa: Legado del gol familiar

Hoy os traemos una nueva entrega de uno de los legados más curiosos e interesantes del fútbol mundial actual: la saga de delanteros Chiesa donde padre e hijo comparten pasión, posición y forma de afrontar el fútbol. Los Chiesa, los delanteros imparables de Italia.

Leer Más

¿Quieres saber más?