Stellars Club

El día que «El Chino» eclipsó a Ronaldo

El Chino estiraba, ajeno al revuelo mediático de Ronaldo, ya que se sabía recién llegado a Europa desde un equipo relativamente modesto,  Nacional de Montevideo. Si quería llegar a ser reconocido aún debería demostrar mucho. 

Su carácter tímido y su imagen de niño bueno contrastaban con el pelo engominado y la estética de tipos duros de muchos de sus compañeros como Diego Simeone, Javier Zanetti o Pepe Bergomi. El encuentro poco a poco iría dejando claro el dominio del equipo de casa, con varios acercamientos al área o un par de remates cercanos de Simeone y Bergomi.

Tras una internada de Ronaldo el árbitro no vio una clara mano dentro del área de un defensor del Brescia. El partido llegaba al descanso y parecía que el gol del Inter era solo cuestión de tiempo. Tras la reanudación Ronaldo estrellaba un libre indirecto en el larguero de Cervone dejando claras las intenciones del equipo interista para la segunda mitad.  Las situaciones de peligro se repetían y el entrenador del Inter, Luigi Simone decidía apostar por el jóven uruguayo y de paso poner más presión sobre el área del Brescia.

Minuto 72, Recoba salta al campo en lugar de Maurizio Ganz.

A la jugada siguiente ocurre algo que no estaba en el guión. Contra todo pronóstico, Hubner recoge un balón en el área y tras un rápido giro acaba poniendo el balón en la escuadra de Pagliuca.

Minuto 73, el estreno se tuerce: Inter 0 – Brescia 1.

«Vaya momento para saltar al campo» debió pensar el joven charrúa al ver el tanto del Brescia pero lejos de bajar los brazos animó a su equipo a seguir luchando.Tan solo 7 minutos después Recoba dejó claro el por qué de su fichaje. Un balón que el francés Cauet recogía en la banda izquierda acababa en los pies de «El Chino» a unos 30 metros de la portería cerca del vértice izquierdo. No se lo pensó ni un instante antes de imprimir tal potencia en un zurdazo que casi revienta las redes tras la escuadra del segundo palo. Como si de una bala de cañón se tratara, la pelota describió una trayectoria ascendente ante la que nada pudo hacer el portero del Brescia. Lo que Ronaldo llevaba intentando 80 minutos, Álvaro Recoba lo acababa de conseguir en 7.

Minuto 80, Inter 1 – Brescia 1.

Si querían darle la vuelta no había tiempo que perder.El cansancio estaba afectando a Ronaldo, quien aparecía menos en el área en favor de Djorkaeff y aunque presionaba el inter no terminaba de definir. En el minuto 85, una falta centrada pero a la misma distancia que el gol, sirvió para que Recoba cogiera el balón con confianza dispuesto a hacerse cargo del lanzamiento.

El debutante, el chico tímido recién llegado de Uruguay recogía el balón y pedía lanzar él la falta. Sus compañeros, habiendo visto el primer golazo no pudieron más que aprobar su decisión y esperaron mientras el árbitro colocaba la barrera justo un metro por delante de la línea exterior del área. Un murmullo constante hacía vibrar el Giuseppe Meazza. Máxima expectación mientras «El Chino» cogía carrera listo para lanzar el libre directo. 30 metros de distancia, 5 jugadores en barrera y Cervone concentrado en el balón no fueron suficientes para detener el esférico. Por la escuadra contraría a su primer gol el chico de Nacional, Álvaro «El Chino» Recoba hacía olvidar por un momento al fichaje más caro del equipo interista hasta la fecha.

Aquella calurosa tarde de agosto comenzó su leyenda.

Relacionado

pele gol 1000 maracana
Blog

El día en el que Pelé marco 1000 goles

El 19 de noviembre de 1969 fue una fecha señalada en el calendario futbolístico mundial debido a un acontecimiento que pocas veces se ha visto. Aquel día un jugador brasileño marcaba su gol número 1000 frente a un estadio abarrotado que estallaba de júbilo. Aquel día el jugador en cuestión era Edson Arantes Do Nascimento, más conocido como «Pelé».

Leer Más

¿Quieres saber más?