Stellars Club

Cuando Mark Hughes jugó dos partidos el mismo día

Eran otros tiempos y era otro fútbol. No fue la primera vez que ocurría ni fue la última, pero la historia de cómo Mark Hughes, leyenda del Manchester United y ex entrenador de Inglaterra, jugó en el mismo día con su selección, Gales, y con su equipo, el Bayern de Múnich, merece ser narrada.

Fueron dos hombres quienes gestionaron el plan en secreto, el propio Mark, que acababa de debutar en Múnich y quería jugar y el director gerente del Bayern Uli Hoeness quien se empeñó por todos los medios que el delantero galés estuviera en el partido de vuelta de copa que les enfrentaba al Borussia de Mönchengladbach. Fueron dos encuentros, 340 km (los que separan Praga de Múnich), un jet privado, un cambio de ropa en el avión y el coche oficial de Hoeness para llevar a Hughes al Olympiastadion a tiempo al partido.

El partido iba 0-1 para los visitantes y los jugadores volvían al campo del túnel de vestuarios para disputar la segunda mitad, pero de repente el entrenador del Bayern, Jupp Heynckes, mandaba a calentar a un jugador a la banda, era nada más y nada menos que Mark Hughes, que dos horas antes estaba en Praga jugando con su selección. El estadio enloqueció.

Mark Hughes se convertiría en leyenda en el club de su vida el Manchester United, pero fue uno de los valientes británicos, no hay muchos, que salieron de las islas para jugar en las ligas europeas. Terry Venables era el entrenador del Barcelona en 1986 y el técnico inglés trajo a España a dos de las estrellas emergentes de su liga, Gary Lineker y Mark Hughes.

Lineker funcionó en Camp Barça pero Mark no, que pronto se dio cuenta de que su carrera como jugador peligraba ya que había firmado ocho años con el club culé y el permiso de trabajo extranjero le obligaba aún a quedarse fuera de las islas al menos un año más para no hipotecarse en impuestos. Además su principal valedor Venables se había ido del banquillo culé y a Hughes no le quedaba otra que seguir un año más en Barcelona…hasta que le salió una oferta de cesión para irse al Bayern de Múnich, el internacional galés ni se lo pensó.

Fue llegar y besar el santo. Debutó un 7 de noviembre de 1987 sin haber disputado más de dos partidos en varios meses en un encuentro de liga con un gol y una asistencia ante el Bayer 05 Uerdingen. Todo lo que no le salió en Barcelona apareció en el debut en Alemania. Ese impulso lo quiso aprovechar Uli Hoeness para conseguir el pase a la siguiente ronda de la copa alemana ya que habían empatado a dos ante el Borussia en la ida. Pero había un problema… el mismo día del partido, Mark se jugaba con su selección el pase a la Eurocopa de 1988 ante Checoslovaquia.

El director del Bayern y el internacional galés se reunieron días antes del partido, el alemán le preguntó a qué hora jugaba con Gales, “a las 16:30” respondió Hughes, a lo que replicó Hoeness “entonces no hay problema, puedes jugar por la noche”. Hughes se quedó atónito pensando cómo podía ser logísticamente posible, pero confió en él. El plan de Hoeness estaba en marcha.

El 11 de noviembre de 1987 Mark Hughes salía de titular en el encuentro determinante para que Gales pudiera disputar la Eurocopa de 1988 ante Checoslovaquia en Praga. Jugó los noventa minutos, pero no pudo clasificar a su selección ya que perdieron 2-0 ante el equipo checo. Sin tiempo para lamentos, ni para cambiarse, mientras sus compañeros se marchaban al vestuario, él salía del estadio donde le recogió un coche en dirección aeropuerto más cercano. Tenía otro partido que disputar.

En Múnich el Bayern sin Hughes se desangraba en la primera parte y se iba con un duro 0-1 en el marcador al descanso. Hoeness había ocultado que el delantero galés iba a llegar a disputar el encuentro a sus compañeros y hasta a su entrenador, nadie se lo podía creer cuando el director del Bayern se presentó con el jugador en el vestuario. Rápidamente Heynckes le puso a calentar a la banda. El impacto de verle alentó a su equipo, a su afición y dejó en shock a sus rivales.

Hughes salió en el minuto 63 de la segunda parte con 0-1 y el Bayern consiguió empatar y llevar el partido a la prórroga con un gol de la leyenda Lothar Matthäus. En la prórroga el Bayern consiguió llevarse la victoria y el pase por un ajustado 3-2 gracias a un doblete de Michael Rummenigge.

Nadie puede decir que el partido lo ganase Mark Hughes. El mismo, años después, comentaba lo siguiente: «Me gustaría decir que le di la vuelta, pero no lo hice porque estaba desesperadamente hecho polvo». Pero lo que es innegable es que el plan de Uli Hoeness funcionó y que el espaldarazo anímico de la presencia del galés pudo desnivelar la balanza a favor de los bávaros.

Relacionado

pele gol 1000 maracana
Blog

El día en el que Pelé marco 1000 goles

El 19 de noviembre de 1969 fue una fecha señalada en el calendario futbolístico mundial debido a un acontecimiento que pocas veces se ha visto. Aquel día un jugador brasileño marcaba su gol número 1000 frente a un estadio abarrotado que estallaba de júbilo. Aquel día el jugador en cuestión era Edson Arantes Do Nascimento, más conocido como «Pelé».

Leer Más

¿Quieres saber más?